La Maravillosa Historia Del Danés Que Viajó Por Los 193 Países Que Conforman El Mundo

Es usual ver en las redes sociales imágenes o frases que inspiran a recorrer el mundo, y tal vez sea por esto que todos en algún momento han soñado alguna vez con dejar las obligaciones y preocupaciones atrás tomar una maleta, el pasaporte y aventurarse a viajar para descubrir por cuenta propia el mundo.

Sin embargo es algo que pocos tienen la valentía de hacer, ya sea por miedo, por indecisión o por falta de dinero, tal proeza se podría considerar cosa de valientes. Para todos aquellos que necesitan algunos tips y buenas razones para viajar por el mundo traemos esta historia digna de una buena película.

Henrik Jeppesen de 29 años de edad es un joven originario de un pequeño pueblo de Dinamarca y el personaje principal de nuestra historia. Ha ofrecido entrevistas a diversos medios de comunicación contando su historia en la que relata que desde muy joven siempre había tenido miedo a viajar.

Tanto que viajar a la ciudad le parecía una de las peores experiencias por el gran bullicio y ajetreo que diariamente hay en la misma, y al contrario de lo que cualquiera pudiera esperar a Henrik le gustaba mucho más estar en casa encerrado viendo películas.

Lo que más disfrutaba del mundo cinematográfico era la ventana que le ofrecía de ver todo el mundo, pasando por películas japonesas, estadounidenses, árabes, hasta filmes españoles, gustaba de ver el joven muchacho.

Y fueron precisamente las películas las que le dieron el incentivo para superar su miedo y tener el valor para por fin recorrer el mundo, por lo que a la edad de 17 años se armó de valor, tomó una mochila, su pasaporte y se aventuró en un vuelo que le llevaría a una tierra muy lejana de su país.

Terminó llegando el solo hasta Egipto, y estando allí consiguió un trabajo en una fábrica de plástico, cosa que no duró demasiado tiempo. Teniendo ya su primera experiencia de viajar solo tomó la decisión de seguir explorando el mundo para superar por completo su miedo, por lo que se propuso como meta viajar al menos a 50 países.

Fue con ese objetivo que comenzó Henrik Jeppesen a recorrer el mundo, tras haber alcanzado su meta de 50 países se propuso alcanzar una meta mayor el cual era viajar y conocer por los 193 países que conforman el mundo según las Naciones Unidas.

Esto puede recordar a algunos el mítico cuento de la Vuelta al mundo en 80 días 1872 del famoso escritor Julio Verne. Desde entonces este hombre ha pasado 10 años de su vida recorriendo todos estos países, logrando llenar cerca de 10 pasaportes con sellos y visados.

Como esto es la realidad y no todo en esta historia es color de rosa, el viajar a otros lugares con culturas y costumbres diferentes implica exponerse al riesgo de que le roben, cosa a lo que Herik no estuvo exento, por lo que ha sido víctima de robo 4 veces durante los años que ha estado viajando hasta el momento.

Jeppesen ha dicho que irónicamente los países en los que ha sido víctima de robo han sido en los que supuestamente son más seguros, cosa por lo que llegó a bajar la guardia y le tocó vivir la mala experiencia.

A lo largo de los años que ha tenido recorriendo el mundo Jeppesen ha podido viajar por muy bajos precios, cosa que parece una locura ya que es el primer impedimento que todos tienen para salir a viajar. Al principio obviamente necesito usar los ahorros que tenía y vendió muchas cosas que tenía para poder comprar su pasaje de avión a Egipto.

De allí en adelante, específicamente partiendo desde el inicio de su recorrido por los 193 países solamente tuvo que gastar 50.000 euros, lo que sería un equivalente a 15 dólares por día, durante los 3.000 días que estuvo viajando.
Algunos consejos que el ya experto viajero comparte con quienes quieren tener su propia experiencia son:

Aprovechar siempre las ofertas de viaje. Ya sea de vuelos o de barcos, siempre es bueno estar al pendiente de esas rebajas que le pueden permitir a cualquiera llegar muy lejos por muy poco dinero.

Pedir cola o aventón. Hay que evitar alquilar auto propio o pagar taxi y atreverse a viajar pidiendo cola a quienes puedan pararse en la carretera, eso sí siempre estando al pendiente de todo y teniendo mucho cuidado. Esta es una manera muy económica de movilizarse.

Se puede evitar gastar una fortuna en hoteles si se atreven a hospedarse en la casa de algún extraño. Durante sus viajes ha conocido a personas que amablemente le han dado alojamiento, así como días en los que no ha encontrado un alma caritativa y ha buscado opciones como aeropuertos para poder pernoctar.

En cuanto a la comida Jeppesen asegura que lo más barato que hay es comprar comida de supermercado.
Gracias a la fama que ha acumulado este viajero con el pasar de los años ha podido hacer el viajar su modo de sustento, ya que desde el 2012 muchas empresas de viaje y hoteles le han dado ofertas gratuitas de sus servicios.

Sin embargo a cambio consiguen publicidad por parte de Jeppesen, quien tiene miles de seguidores gracias a las redes sociales y su página de blog donde relata sus experiencias. Debido a este “empleo” que tiene ha podido conocer muchos de los hoteles más lujosos del mundo y ha degustado comidas preparados por los chefs más famosos.

Debido al estilo de vida que lleva se ha enfrentado frecuentemente al sentimiento de soledad, algo que es de esperarse de una persona que viaja solo, por lo cual suele tomarse de vez en cuando una “vacaciones”.

Este joven viajero se toma vacaciones de 1 mes para descansar e ir de vuelta a su tierra natal y así poder visitar a sus familiares y seres queridos. También es por su modo de vida que hasta el momento Jeppesen se ha mantenido soltero, cosa a lo cual tampoco le ha prestado demasiada atención.

En la actualidad aún sigue viajando y viviendo de la publicidad que hace, además de esto ha estado ofreciendo charlas motivacionales a empresas y colegios por lo cual ha podido conseguir otra fuente de ingreso.

Henrik Jeppesen, se ha concentrado solo en viajar y en obtener los mejores ingresos posibles para seguir conociendo los mejores lugares con las mejores comidas y que le permita darles el mejor estilo de vida posible a sus padres.

About the author

Mercedes Pinto

Escritora, lectora y viajera. Amante de la música, la comida, conocer lugares nuevos y los demás placeres de la vida. Mi lema: “La lectura es el primer paso a la aventura”.