Este pequeñín con Síndrome de Down se llama Lucas y es el nuevo bebé Gerber 2018

Y es el único bebé con Síndrome de Down en la historia de Bebé Gerber.

En cambio, no es la primera vez que un bebé con Síndrome de Down hace enloquecer de ternura a la Internet, podemos decir que la inclusión de personas con discapacidades ha evolucionado de una manera positiva. La marca de alimentación infantil más conocidas en el continente americano, Gerber, está encantado de presentar a su nueva imagen, que los representará en sus campañas publicitarias este 2018.

Lucas tiene 14 meses, pelo rubio, unas manitos regordetas que provoca apretar con cariño y un cromosoma de más. Lo que hace especial a este hermoso hombrecillo es su tierna sonrisa que brilla como un sol.

Así explicó Bill Partyka, CEO y presidente de Gerber, que la sonrisa y expresión de felicidad de Lucas les robó el corazón. “Cada año, elegimos al bebé que mejor represente el legado de Gerber que reconoce que cada bebé es un bebé Gerber y, este año, Lucas encaja perfectamente con lo que queremos transmitir”, añadió Partyka.

Ningún bebé como él había sido elegido en casi un siglo de concurso, pero los tiempos cambian y las maneras como se representa la belleza y la diferencia parecen estar por fin haciendo mella en varias industrias.

Cada año se realiza este concurso en donde miles de madres inscriben a sus hijos para que puedan ser la nueva imagen publicitaria de la exitosa compañía de alimentos para bebés. Es la más grande tradición que tiene la compañía. El concurso se celebra desde hace 90 años donde participan chiquillos menores de 24 meses.

Y así fue como Cortney Warren, la madre de Lucas, subió su foto al concurso sin muchas expectativas, pero con una gran certeza “puede que él tenga síndrome de Down, pero él siempre es sobre todo Lucas. Tiene una personalidad increíble y ha atravesado cada uno de los hitos de la infancia con mucha facilidad”, explica en el comunicado oficial del concurso.

Lucas fue elegido entre 140.000 mil concursantes gracias a su calidez, sonrisa y ternura. Los padres de Lucas recibirán un premio de 50.000 dólares por que su hijo aparezca en las campañas publicitarias de la empresa en redes sociales. Además, la madre espera que con esto se normalice y aumente la aceptación de niños especiales como Lucas.

El padre del bebé, por su parte, más allá de que todo haga parte de una estrategia publicitaria, ha señalado la relevancia de esta escogencia: “Esperamos que esto impacte a muchos y que traiga un poco de luz en la comunidad con necesidades especiales y, sobre todo, que ayude a que muchos más niños como Lucas sean aceptados, reconocidos y no limitados”.

About the author

Manuel Moreno

Veinticuatro años. Venezolano. Escritor de pasatiempo y amante de la buena vida. Emprendedor y aventurero. Mente de ingeniero y corazón de músico.

Twenty four years old. Venezuelan. Writer of hobby and good life lover. Entrepreneur and adventurer. Engineer's mind and musician's heart.