¡Entérate! Asesinato De Una Joven Que Hizo Que La Actriz Anne Hathaway Denunciara El Privilegio De Los Blancos

El curioso caso del asesinato de una Joven que hizo que la Actriz Anne Hathaway denunciara el privilegio de los blancos, ha hecho mucho revuelo; es que se sabe que, aún en estos tiempos, existe mucha intolerancia y desigualdad en el mundo.

Desde la antigüedad los seres humanos han tenido la tendencia de despreciar, denigrar y hasta esclavizar a aquellos individuos que hablan o lucen diferentes. A pesar de que vivimos en una sociedad moderna muy poco ha cambiado este tipo de comportamiento, algo que en la mayoría de las sociedades del mundo es evidente a simple vista.

Una de las razas que más ha sufrido el desprecio por parte de quienes se creen “blancos” han sido las personas de color, sin importar su procedencia por lo general siempre son mal vistos por todos.

Desgraciadamente en algunas sociedades no es suficiente para las personas decir palabras hirientes o mirar con mucho rencor a las personas de color, ya que frecuentemente en países como los Estados Unidos suceden lamentables eventos como el ocurrido el domingo 29 de julio de este mismo año.

Sucedió que dos jóvenes afrodescendientes fueron víctimas de un brutal ataque ocurrido en un tren durante la noche en Oakland, California. Las jóvenes hermanas Nia Wilson y Latifa Wilson regresaban de un evento familiar y por ello decidieron tomar el tren para regresar a su lugar de destino.

Nadie se imaginaría que Nia Wilson de 18 años y su hermana serían brutalmente atacadas por un hombre que viajaba en el tren con ellas esa noche, según relató Latifa el hombre llevaba un rato observando y limpiando un cuchillo que llevaba en su mano cuando de repente y sin mediar palabra alguna se lanzó contra el cuello de Nia.

De esta forma le propinó una herida mortal que acabó con su vida. El hombre fue captado por las cámaras de seguridad del tren y fue identificado como John Lee Cowell, quien hacía tan solo 4 meses había salido de la cárcel. Por suerte ya fue capturado el día lunes 80 de julio y puesto bajo custodia.

El jefe de la policía del tren del Área de la Bahía de San Francisco en sus declaraciones informó que no se tenía claro que fuese un ataque de racismo, y aunque realmente lo adecuado sería poner en duda la causa principal este beneficio se desvanece lentamente cuando se analiza el panorama actual e histórico de los Estados Unidos.con respecto al tema de la discriminación racial.

Durante años ha existido un profundo y evidente desprecio por parte de las personas blancas hacia los afrodescendientes quienes históricamente no habían elegido vivir en dicho país, sino que fueron traídos a la fuerza a este.

Y lo que le ha dado más fuerza a esta noticia fueron las innumerables palabras de rechazo contra el asesinato de la joven. Una de las que más fuerza tomó por medio de una publicación en su cuenta de Instagram fue la actriz estadounidense Anne Hathaway quien publicó una fotografía de la joven y escribió lo siguiente:

“El asesinato de Nia Wilson – que descanse en el poder y la paz que se le negó aquí, es indescriptible Y NO DEBE recibir el silencio”.

“Ella no es una etiqueta hash; ella era una mujer negra y fue asesinada a sangre fría por un hombre blanco.La gente blanca, incluyéndome a mí, incluyéndote a ti, debe llevar a la médula de nuestros huesos privilegiados la verdad de que TODOS los negros temen por sus vidas DIARIAMENTE en América y lo han hecho por GENERACIONES”.

“Los blancos NO tienen equivalencia por este miedo a la violencia.Dados estos datos, debemos preguntar a nuestro yo (blanco): ¿qué tan “decentes” somos realmente? No en nuestra intención, sino en nuestras acciones? En nuestra falta de acción? Paz y oraciones y JUSTICIA para Nía y la familia Wilson xx”.

Al finalizar colocó una nota en la que cerraba el acceso al público para comentar, sin embargo, el mensaje no tardó en hacerse viral y muchas estrellas más como Reese Witherspoon o Tracee Ellis Ross también se pronunciaron con respecto al terrible hecho.

No cabe duda de que existen personas con buena voluntad que al menos aportan su granito de arena en pro de defender una causa justa y muy humana, pero la realidad no deja de ser palpable y latente cuando siguen aconteciendo hechos de odio como el sucedido a estas hermanas, en todas partes del mundo.

En el caso de los Estados Unidos la sociedad se ha estado dividiendo y resquebrajando de a poco en los últimos años, debido a diversos tópicos, principalmente el de la política.

Algunos recordarán aún o tendrán conocimientos generales sobre los disturbios que durante un buen tiempo de la historia estadounidense formaron parte de una revelación por parte de la comunidad afroamericana.

Quienes exigían un trato digno, justo e igualitario y fueron vilmente golpeados, reprimidos por parte de agentes policiales u otros ciudadanos, cosa que no parece haber cambiado demasiado con el pasar de los siglos y de que no hace mucho el mandatario de la Casa Blanca fuese un hombre de color, cosa que se creía imposible de ver.

Las personas blancas no solo en E.E.U.U. han ridiculizado y cruelmente estereotipado a las personas de color, por lo general los asocian con, las calles, la delincuencia y la violencia, cosa que tristemente muchos de ellos terminan por adoptar debido a la difícil situación económica en la que cientos de familias crecen.

Un trato que simplemente es inadmisible por parte de los seres humanos, sabiendo bien que son los únicos seres pensantes sobre el planeta, dicha capacidad debe ser mejor empleada por parte de todos.

Evidentemente la humanidad aún tiene un largo camino que recorrer para poder llegar a superarse a sí misma y poder obtener una mejor convivencia y calidad de vida no solo entre ellos mismo sino con el entorno.

A pesar de que sabemos que existen el mal y el bien lo ideal siempre será intentar sembrar valores y buena voluntad entre las generaciones futuras. Es sencillo ver cómo los niños que carecen de maldad juegan entre sí sin criticarse ni despreciarse, muchas veces ayudándose mutuamente, un ejemplo del cual los más grandes deben aprender.

Se sabe que hechos de odio como el acontecido a Nia Wilson no dejarán de suceder pronto, pero es necesario que cada uno ponga manos a la obra para comenzar a detener este tipo de ataques y comenzar a sanar las heridas que durante años las personas blancas y de color se han hecho mutuamente, a modo de construir una sociedad mejor.

Para finalizar dejamos una frase de reflexión dada por Alex Haley: “El racismo se enseña en nuestra sociedad, no es automático. Es un comportamiento aprendido hacia personas con características físicas diferentes” .

About the author

Yoni Raz