Cosas extrañas que una vez aparecieron en alguna playa

Cuando vayas a la playa, está atento a cualquier cosa que puedas encontrar en ella. Allí podrían haber muchos tesoros ocultos o a simple vista como las cosas extrañas que te mostraremos a continuación:

Porciones de hielo gigantes

El invierno del año 2015 produjo unos trozos de hielo de tamaño considerable que acabaron siendo arrastrados hasta la orilla de Cape Cod National Seashore, en Massachusetts. Eric Fisher, un meteorólogo jefe de la CBS Boston, dijo que se trató de un evento que solo ocurre “una vez en toda una generación” debido a las frías condiciones climáticas de Nueva Inglaterra de ese mismo año. Y es que, durante ese período, hubo tormentas que dejaron una gran cantidad de nieve en la zona, razón por la cual tuvo lugar este curioso fenómeno.

Muchas zapatillas

Si caminas por la orilla y encuentras una zapatilla Nike con el código 90 04 06, podrías haber descubierto una de las famosas 60.000 deportivas que cayeron de un barco azotado por una tormenta en 1990. Se cree que pudieron estar flotando durante diez años y, sorprendentemente, aún podían ser usadas, lo que hizo que varias playas se llenaran de personas apresuradas por encontrar pares de zapatos iguales. Ha habido más hallazgos como este desde entonces, así que recuerda, si te encuentras corto de efectivo y quieres un par de botas, prueba suerte en la playa.

Una mina

En el año 2015, una familia logró evitar un desastre después de tomarse varias fotografías junto a una mina sin explotar de la Segunda Guerra Mundial que pensaban que era una boya. Kelly Gravell se encontraba en Burry Port con sus dos hijos cuando descubrieron el objeto cubierto de algas marinas. La mujer de 32 años quedó atónita cuando la playa tuvo que ser clausurada días después, cuando los guardaparques de Carmarthenshire vieron la bomba, que tenía 70 años de antigüedad, y llamaron a un escuadrón para hacerla explotar.

Doritos

Imaginamos que todos los presentes en Outer Banks, Carolina del Norte, el 30 de noviembre de 2006 se llevaron la misma impresión: Doritos. Debido a un barco volcado, miles de paquetes de papas de esta marca acabaron en la orilla de la playa. Esto dio como resultado una barra libre para todos, donde tanto humanos como gaviotas acudieron rápidamente. Los pájaros se ahogaban en las bolsas abiertas, mientras la gente se apresuraba a recoger los paquetes intactos que, gracias a su sello hermético, todavía estaban en buenas condiciones. Algunos estaban molestos de que la gente pareciera más preocupada por obtener comida gratis que por limpiar una playa protegida por el estado. Sin embargo, las papas fueron despejadas de la arena, finalmente.

About the author

Manuel Moreno

Veinticuatro años. Venezolano. Escritor de pasatiempo y amante de la buena vida. Emprendedor y aventurero. Mente de ingeniero y corazón de músico.

Twenty four years old. Venezuelan. Writer of hobby and good life lover. Entrepreneur and adventurer. Engineer's mind and musician's heart.