Así se capturó la foto de los 11 trabajadores colgando a 250 metros de altura

¿Alguna vez has visto la reconocida foto de los 11 trabajadores que almuerzan sobre una viga en la construcción de un rascacielos? Muy poco saben la verdadera historia de esta icónica fotografía de los años 30’, y nosotros te la contamos.

“Lunch atop a Skyscraper”, que se traduce al español como “Almuerzo en lo alto de un rascacielos”, es una famosa fotografía en blanco y negro tomada durante la construcción del Edificio RCA en el Rockefeller Center de Nueva York, Estados Unidos en 1932.

La fotografía muestra a 11 trabajadores de la construcción almorzando, sentados en una viga con los pies colgando a unos 250 metros de altura sobre las calles de Nueva York, sin ningún sistema de seguridad ni arnés, ​ por lo que la foto es un fiel reflejo de la situación laboral en Estados Unidos durante la Gran Depresión, cuando la gente estaba dispuesta a aceptar cualquier trabajo por precario que fuera. La fotografía apareció por primera vez en el suplemento dominical del New York Herald Tribune del 2 de octubre de 1932.

Es muy común cometer el error de identificar a la fotografía como la construcción del Empire State Building en 1932, y creer que fue Lewis Hine quién la fotografió. Efectivamente, se tomó en 1932, exactamente el 20 de septiembre, pero no fue Hine el dichoso fotógrafo.

Actualmente, aún no se sabe con certeza quien es el autor. Algunos piensan que fue Charles C. Ebbet, pero el New York Times publicó un reportaje hace un tiempo llegando a la conclusión de que nadie lo sabe. Ebbets era una opción bastante lógica: fue nombrado Director Fotográfico para el desarrollo del Rockefeller Center en 1932, el mismo año en que se tomó la emblemática instantánea.

Los archivos del Rockefeller denominan al fotógrafo de la famosa imagen como “Desconocido”, ya que, en aquel momento si un fotógrafo era enviado por una agencia no era costumbre asignarle la autoría de sus fotografías. Se ha señalado a Charles C. Ebbets, como su autor más probable, por las pruebas presentadas por su familia, pero éstas no fueron suficientes. Actualmente se presenta como anónima.

El pequeño “truco” que muchos no conocen de esta fotografía es que, aunque aquel día tuvo que resultar peligroso, la captura de la mítica imagen no era tan arriesgada como se podía suponer, ya que unos metros más abajo tenían un piso completamente terminado.

Al contrario de lo que pudiera parecer y de acuerdo con los archivos, los trabajadores no fueron fotografiados de manera espontánea, sino que se trataría de una pose tras la que ya existía un trabajo escenográfico previo. Aunque la foto sí muestra a auténticos trabajadores del rascacielos se cree que la imagen se habría realizado para publicitar el Rockefeller Center.​

About the author

Manuel Moreno

Veinticuatro años. Venezolano. Escritor de pasatiempo y amante de la buena vida. Emprendedor y aventurero. Mente de ingeniero y corazón de músico.

Twenty four years old. Venezuelan. Writer of hobby and good life lover. Entrepreneur and adventurer. Engineer's mind and musician's heart.